NO PIENSO AGOBIARME CON EL CAMBIO DE TEMPORADA

NO PIENSO AGOBIARME CON EL CAMBIO DE TEMPORADA

Hace ya unos días que, al despertarme en mitad de la noche, me apetece taparme con la sábana. Empieza el fresquito. El airecillo de las  8 de la mañana  me recuerda que en pocos días llega la Fiesta Mayor de mi pueblo. Es septiembre y el tiempo es imprevisible: ayer hacía muchísimo calor, hoy llueve que parece el fin del mundo y además te pelas de frío… en fin, que me planto delante del armario y aparece el gran dilema: ¿qué me pongo?

Mi amiga Sheila dice que este tiempo le estresa un poquito:

“La gente con la que quedas siempre llega tarde porque antes de salir de casa se cambia 8.500 veces de ropa. Me sudan los pies cuando me pongo calzado por si llueve y luego luce un sol de 30ºC, las combinaciones son imposibles porque tengo el armario hecho un lío: es una desorganización total“.

Ayer hablando con Dúnia, tres cuartos de lo mismo:

“Tengo una crisis de ansiedad cada vez que me tengo que vestir. ¿Por qué? Me visto por la mañana como para ir al Polo Norte porque me congelo de frío y a las dos horas muero de calor y no me puedo quitar la ropa…¡me da algo!”

Pues sí, las dos tienen mucha razón, ésta es la época del año en la que “el tiempo está loco”, como decía mi abuela.

Pero tranquilas Ties Figues, todo tiene solución es esta vida: la experiencia me ha enseñado que se trata de previsión y acción.

Y para que todo vaya como la seda en esta época del año y triunfes ante el cambio de temporada , te propongo unos tips que me funcionan de maravilla:

PARA VESTIR  Y NO PERDER LA PACIENCIA

LAS SUPERPOSICIONES SON LA MEJOR OPCIÓN: Aunque haga mucho frío a las 7 de la mañana, créeme, después hará calor. Así que  viste con varias capas de ropa que te puedas ir quitando y poniendo durante el día dependiendo de la temperatura.

PRENDAS DE ENTRETIEMPO: No exageres y cojas el plumón a primera hora aunque te lo pida el cuerpo, es el momento de la ropa de entretiempo. Aprovecha las chaquetas de punto, jerséis y americanas finitas. Es buena época para empezar a lucir pañuelos y foulards, que te protegen del frío mañanero y te dan un toque divino.

COMBINACIONES DE ÉXITO: Es una pena, pero el verano prácticamente se ha acabado, oscurece más pronto y ya se respira ambiente otoñal. Siempre puedes seguir aprovechando esas prendas veraniegas que te sientan de maravilla, pero añade ya un calzado más cerrado, o una chaqueta o jersey de temporada…sigue tu instinto fashion.

PREPARA ALGUNOS QUE LOOKS CON LOS QUE SABES QUE ACIERTAS: Son esas combinaciones que te pones sin parar porque te sientes cómoda y a gusto. Nadie las conoce mejor que tú, tenlas a mano para no sufrir quebraderos de cabeza y ganar tiempo  frente al armario.

LLEGÓ LA HORA: EL  TEMIDO CAMBIO DE ARMARIO

CALMA Y RELAX: Ante todo, ¡fuera estrés para el cambio de temporada! Hazlo cuando tengas tiempo y no te agobies pensándolo. Sí, lo tienes que hacer y lo harás, pero con calma y tranquilidad, no lo sufras, disfrútalo. Las prendas que te pones son importantes para tu día a día, así que dedícales el tiempo que se merecen. No es para tanto, ya verás, es más pensarlo que hacerlo…

TOCA LIMPIEZA: Aprovecha para sacar todo lo que tienes y, siendo sincera contigo misma, quédate con las prendas que te pones porque te gustan y te quedan de maravilla. Las demás las puedes regalar, donar, vender… Las personas que las reciban te lo agradecerán y les darán muy buen uso, seguro. Si quieres que entren nuevas prendas en tu repertorio, tienes que dejar ir a  lass antiguas.

MARAVILLOSO ORDEN: Tu armario cuando está ordenado es un primor ¿verdad? El orden es básico y fundamental ¿sabes por qué?, porque visualizas todo lo que tienes en él. Cuando busques algo lo encontrarás en seguida, te aseguro que ganas tiempo y calma personal. Organízate como mejor te venga, la mejor para ti es la que decidas tú. ¿Y lo bonito que queda con cada cosa en su sitio?. Por cierto, no hay excusa, los zapatos y complementos también hay que ordenarlos.

PRENDAS ATEMPORALES: Hazles siempre un sitio en tu armario, los básicos que más utilices y que puedes ponerte durante todo el año. Yo, por ejemplo, tengo un par de tejanos, camisetas básicas de algodón, alguna blusa finita…

¡¡VERY IMPORTANT!!

Lava la ropa de verano antes de guardarla, se conservará de maravilla y el año que viene lo agradecerás. Es un alivio no encontrarse con manchas inesperadas que, de un año para otro, se resisten a salir. ¿A qué te ha pasado alguna vez?

Pues aquí lo dejo, sobretodo no te agobies y vive con tranquilidad el proceso, hay que pasarlo dos veces al año, así que es mejor disfrutarlo, ¿no te parece?.

Y si necesitas ayuda con el cambio de temporada, échales un vistazo a mis servicios “Pon tu armario en orden” ¡Te espero!

Muchas gracias por estar ahí, espero vuestras preguntas y comentarios.

Un beso,

LES TIES FIGUES con amor.



2 pensamientos sobre “NO PIENSO AGOBIARME CON EL CAMBIO DE TEMPORADA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *